¿Qué jugador prefieres, uno que haga de todo, aunque posiblemente no haga nada excelente, o uno que haga pocas cosas de forma excepcional, pero a cambio no pueda hacer otras?

¿Un jugador polivalente, es realmente útil? ¿Un jugador especialista, está limitado? ¿Alguno de los dos perfiles está sobrevalorado? ¿Depende del contexto? ¿Depende del equipo? ¿Depende del entrenador? ¿Depende del nivel y tipo de competición?

Si soy un deportista y tengo un período para dedicar a mi desarrollo como jugador/a, que me conviene más cuando tenga que priorizar: ¿perfeccionar mis puntos fuertes para diferenciarme o reforzar mis carencias para ser más completo?

Si soy entrenador o director deportivo, que prefiero: ¿asegurarme fichar a un jugador que puede cumplir diferentes funciones, roles y posiciones, o apostar por los mejores en cada rol y posición, sabiendo que no podrán cumplir otras facetas?

Behind The Athlete

Como entrenador o director deportivo, ¿sabes qué necesita tu equipo, aparte de decir “uno bueno”?, ¿tienes definido un modelo de juego?, ¿el proyecto va a tener continuidad?, ¿existe una filosofía de juego y de trabajo?, ¿construyes desde cero o hay una base?, ¿tienes tiempo para desarrollar y construir o solo puedes encajar piezas? ¿sabes lo que tu competición te va a exigir?

Como jugador, ¿sabes qué perfil de jugador te conviene ser? ¿tienes claro tu plan de carrera para tomar decisiones en tu desarrollo? ¿sabes en qué liga o competición te gustaría jugar y que necesitas para estar allí? ¿cuál es el equilibrio entre lo que te van a pedir y lo que tú quieres hacer? ¿sabes por qué te han fichado, por qué te van a fichar o por qué quieres que te fichen? ¿sabes lo que tu competición te va a exigir?

Quizá podemos empezar por esta última parte. 

Primero saber qué necesitamos y luego lo buscamos o trabajamos para conseguirlo.