Antes de BTA, estuve viviendo en Londres. Allí conocí y trabajé con gente muy interesante, de diferentes países y profesiones, con diferentes roles y necesidades. Hoy os hablaré de una de ellas.

Su nombre es Scarlet y trabaja como actriz. En ese momento, ella estaba haciendo una obra de teatro físicamente muy exigente, donde tenía que aguantar diferentes posiciones sin moverse, durante mucho tiempo, y donde actuaban cada día en el siguiente formato:

Behind The Athlete

df

Una bestialidad. Además de todos los entrenos, preparaciones y ensayos para ello. Para quien cree y confía que la suerte le guiará en su vida, esforzándose poco para conseguir sus sueños, quizá necesita saber que Scarlet entrenaba conmigo 2 días por semana, y uno de ellos, era casi siempre en su día de descanso. Después de ese entreno matinal, entonces sí descansaba y desconectaba de una larga y dura semana, para encarar la siguiente, pero sus prioridades estaban claras. Este tipo de deportistas, y personas en general, son las que yo admiro.

Scarlet W.

Sus objetivos y nuestro trabajo fue el siguiente:

1.   Preparar su cuerpo para los esfuerzos específicos que tenía que realizar.

2.   Cuidar la prevención de lesiones.

3.  Seguir mejorando su estructura y su funcionalidad, pensando en su carrera a medio y largo plazo.

4.  Potenciar su postura, equilibrio y conciencia corporal, que ya eran muy buenas, pero también muy necesarias para su trabajo.

5.  Estimular la variedad en los entrenamientos, para mantener la ilusión y el reto diario, entendiendo que ya de por sí, su estructura semanal y diaria era muy monótona y repetitiva.

Trabajar con Scarlet fue una gran experiencia. Yo la consideraba una atleta profesional, y de hecho, nunca he entrenado a nadie con más conciencia corporal que ella. Era muy disciplinada y profesional. Aún así, yo que soy muy inquieto y me cuesta mantener mi mente en calma, siempre me planteaba lo siguiente:

Un deportista profesional que entrena, compite y/o juega partidos, puede tener una estructura de trabajo repetitiva (entrenar-competir-repetir), aunque los partidos y las competiciones siempre son diferentes. Pero Scarlet hacía cada día exactamente lo mismo en Covent Garden, delante de 1.000 espectadores por función. De hecho, había dos días, que repetían función.”

Mi pregunta era obvia y un día se la hice:

“¿Cómo lo haces para mantener la motivación y la ilusión, teniendo que hacer cada día exactamente lo mismo de forma repetida, durante tantos meses?”

df

(Antes de continuar, piensa por un momento, que respuesta me hubieras dado tú)

Su respuesta me impactó hasta día de hoy:

“Porque yo nunca sé si la persona que me dará mi próximo trabajo va a estar entre el público hoy.”

df

¡Wow!

La lección de Scarlet:

?Define tus prioridades, y prepárate para conseguir tus objetivos, porque aún sabiendo que vas a tener que sacrificar cosas, la pregunta que tienes que hacerte es: “¿De verdad me hace ilusión, estoy dispuesto a ello y vale la pena?”

?Haces las cosas por ti, no por los demás. Por todas las horas que inviertes y todo lo que sacrificas. A los demás solo les muestras parte de tu trabajo e intentas que les pueda ayudar de alguna manera, y por qué no, hacerles más felices. Pero hay una cosa clara: nunca sabes quien puede estar mirando o a quien puedes estar inspirando.

Esta es una demostración más, de que me siento un privilegiado, porque disfruto y  aprendo muchísimo de todos mis deportistas. Y no digo “mis deportistas” desde la posesión o el ego. Nadie es mío, porque nadie es de nadie. Lo digo desde el agradecimiento y el cariño de quien confía en ti para que en un momento dado le enseñes y le ayudes en ciertas cosas, sin ser conscientes que luego son ellos los que terminan ayudándote y enseñándote a ti.

Scarlet, it was a pleasure.