Behind The Athlete

*Que marca la diferencia en cada nivel, que necesitas para mantenerte y que hay que dominar para pasar al siguiente. No existe solo ese factor, sino que en cada nivel se van acumulando todos los anteriores y se añade uno nuevo.

1. Meet the game (Descubre el juego): Descubres ese deporte. Lo ves, lo pruebas, lo experimentas. Cuanto antes lo descubres, antes podrás empezar a invertir tiempo. Sería ideal descubrirlo antes de los 10 años, y si es mientras se combinan diferentes deportes/actividades, más riqueza motriz habrá para desarrollarse luego y más convicción de que el deporte elegido era realmente el favorito (no el único practicado).

2. Play the game (Juega al juego): Empieza a invertir horas de forma deliberada. Es un juego, hay diversión y se empieza a desarrollar una estructura de trabajo: días y horas por semana, competiciones regladas, etc. Se empieza a jugar y esto acompañará todas las fases que vendrán después. En función de lo que se vaya añadiendo, del talento, de las oportunidades y de la constancia, se llegará a un nivel u otro.

3. Know the game (Conoce el juego): Se empieza a conocer el juego después de un tiempo de practicarlo. Se van acumulando experiencias, se va llenando la base de datos personal, se comparten vivencias al competir, el cuerpo se va desarrollando y se empieza a descifrar si vale la pena seguir invirtiendo horas en ese deporte, en función de la motivación, satisfacción, diversión, sacrificios, etc.

4. Learn the game (Aprende el juego): Se aprende a nivel específico conocimientos que son característicos de ese deporte/categoría/etapa. Los detalles en la técnica y la táctica empiezan a ser relevantes. El jugador/a empieza a tener la sensación de que puede influir en el juego con su participación.

5. Understand the game (Entiende el juego): Dominar el tiempo y el espacio, la amplitud y la profundidad del juego. Todo lo que se ha aprendido anteriormente hay que saber contextualizarlo en cada momento. Cada situación del juego puede tener un valor diferente en función del contexto. En esta fase, 1+1 no siempre son 2. Hay muchas variables alrededor, que también suman, restan, dividen o multiplican.

6. Compete the game (Compite el juego): Empezar a utilizar todo lo aprendido para crear y aprovechar ventajas. Utilizar los conceptos, fundamentos y conocimientos, con una intención. Generar estrategias y planteamientos previos, individuales y colectivos, adaptarse a situaciones que propone el oponente en tiempo real. El juego se convierte en una interacción constante e intencionada.

7. Change the game (Cambia el juego): Solo unos cuantos elegidos llegan aquí, porque se necesitan habilidades innatas y otras que son aprendidas. Se requiere talento pero también constancia, carácter pero también dedicación, creatividad, ambición y valentía, junto con un entorno estable para poder mantener todos estos elementos. Quien llega aquí, es capaz de reinventar el juego, añadiendo o modificando situaciones que antes no existían, no en la misma dimensión o simplemente no se habían tenido en cuenta hasta que uno de estos elegidos, nos las enseña.

Es posible que se puedan reordenar conceptos en algún caso particular, que no siempre se agrupen los elementos de la misma manera, porque el deporte es complejo y multifactorial. Pero los procesos de aprendizaje y desarrollo generan tendencias, que nos pueden ayudar a entender cuales son los pasos a seguir y las diferentes fases a medida que se van acumulando experiencias, habilidades, conocimientos y horas de práctica y competición, asumiendo luego que la realidad no es lineal, sin perder de vista el modelo que hemos creado.

Es posible que quien compite al máximo nivel en edades tempranas, avance fases explotando una categoría, y que luego vuelva atrás cuando la categoría, la etapa o el contexto cambian. En este caso, cada vez que vuelve a una fase, la conoce de forma más profunda y adaptada a ese nuevo contexto.

El mismo proceso lo podemos aplicar a jugadores y a entrenadores Incluso quien ha sido jugador, y emprende el camino como entrenador, vuelve a empezar con una perspectiva diferente. Es posible que avance algunas fases más rápido, pero es necesario dominar cada fase desde el enfoque adecuado para poder pasar a la siguiente.

Se puede ser top en una categoría o contexto, pero no en otro. Por ejemplo, en determinadas categorías de formación, en algunas ligas profesionales, encajar mejor en la cultura de un país, de un club, encontrar más estabilidad y regularidad en un entorno que en otro, gestionar correctamente o no conflictos que aparecen por el camino, tener más oportunidades en un lugar que en otro, o simplemente estar más cómodo, ilusionado y determinado para pasar al siguiente nivel o preferir consciente o inconscientemente, bajar una fase para disfrutar más.

Y tú, ¿En qué fase estás?, ¿A cuál te gustaría llegar?, ¿A cuál crees que puedes llegar?, ¿Sabes qué necesitas para llegar?, ¿Estás dispuestx a pagar el precio y sacrificar lo necesario para ir al siguiente nivel?, ¿Te compensa e ilusiona lo suficiente?

En resumen…

Behind The Athlete